viernes, 24 de mayo de 2013

Dummies vs SEO, guía Blogger básica (I)

Es muy común que una persona que está pensando en abrir su nuevo proyecto web, como blogger, no sepa decidirse entre las dos plataformas más famosas que existen a día de hoy para alojar su bitácora. En este artículo vamos a centrarnos en aquellos que se deciden por el gestor de contenidos del gigante Google, blogger, en detrimento de la que, a juicio de muchos es la más potente, Wordpress.
En efecto, Blogger tiene menos capacidades que Wordpress a la hora de configurar tu blog, pero, a mi juicio, la sencillez es lo ideal para los dummies – principiantes – en el mundo de los blogs.
En el presente artículo trataremos de configurar nuestro blog de Blogger para mejorar el SEO (Search Engine Optimitation).
posicionamiento-web
 
Siguiendo los consejos de muchos artículos de internet, puedes llegar a pensar que sin dedicarle media vida a perfeccionar las técnicas de posicionamiento de tu blog, nunca llegarás a nada en un buscador pero, realmente, lo que hay que tener es paciencia, regularidad y calidad de contenidos. Si tu blog gusta y sigues un par de técnicas básicas, que cualquier dummie puede seguir, el tiempo pondrá a tu blog en su posición indicada de los buscadores. 

Cinco aspectos importantes 

 

Existen multitud de conceptos importantes a la hora de hablar de SEO en nuestro blog, pero en este primer artículo nos centraremos en cinco de ellos: la descripción de página y la personalización del error 404,  los títulos de un blog, las redes sociales y los artículos relacionados, los enlaces internos y externos y la calidad de contenido.

Descripción de página y Error 404

En Blogger, desde hace algo más de un año, se han dado cuenta de que no todo su público sabe configurar mediante código HTML las preferencias de búsqueda, por ello han agregado un menú importante en su apartado de Configuración. Es algo muy básico, pero a la vez de las cosas más importantes en el posicionamiento. Para configurar dichas preferencias has de acceder en tu Escritorio a la pestaña Configuración, y allí hacer click en Preferencias de búsqueda.
Allí podrás escribir la Descripción General de tu blog y configurar un mensaje de página no encontrada. Es importante que en los dos apartados hagas alguna referencia al título de tu bitácora y es un buen sitio para poner las principales palabras clave. Por ejemplo, si tengo un blog sobre una empresa de Social Media en Coruña, en descripción podría poner algo así como: SousialMidia, todo sobre redes sociales, social media, marketing en redes sociales, community managers, SEO, posicionamiento web A Coruña, Blogger y mucho más”. Mientras que en la configuración de la página de error el mensaje debería ser algo parecido al siguiente: “Ala, nos hemos perdido! Quizá quieras ir a la portada de SousialMidia, blog sobre redes sociales en A Coruña, o bien desees utilizar nuestro buscador”, insertando un enlace a la página de inicio tal y como hemos hecho en el ejemplo. 

Los títulos del blog

En las plantillas que Blogger trae por defecto, los títulos del blog se muestran de tal manera que si en nuestro blog se crea un artículo titulado “Redes Sociales en A Coruña”, el título de la entrada para los buscadores será: “SousialMidia: Redes Sociales en A Coruña”, lo cual relega a segundo plano el título de la entrada, cuando en esa página es lo más importante. Lo lógico, por lo tanto, sería que el encabezado de ese post fuera algo parecido a “Redes Sociales en A Coruña – SousialMidia”. Para cambiarlo, no hay otra manera que pelearnos con el código, pero será algo muy sencillo lo que tenemos que hacer:
En nuestro escritorio de blogger nos dirigimos a Plantilla → Editar HTML. Una vez allí, buscamos la siguiente línea <title><data:blog.pageTitle/></title> y la reemplazamos por lo siguiente:
<b:if cond='data:blog.pageType == &quot;item&quot;'> <title><data:blog.pageName/> - <data:blog.title/></title> <b:else/> <title><data:blog.pageTitle/></title>
</b:if>
Prosiguiendo con los títulos, es importante diferenciar el rango que debe tener cada uno. El título de un post debe estar configurado en tu plantilla con la etiqueta h1, pero los subtitulos que ingresas en cualquiera de las entradas de tu blog han de ser h2 o h3, para ello basta con seleccionar en el formato de tu editor encabezado secundario, por ejemplo. Esto es una forma de decirle al robot que rastree tu blog qué es importante dentro del mismo. Al igual que los títulos hay que utilizar las negritas. De nada sirve marcar todo un texto con negrita, así el robot ignorará qué es importante, y lo verdaderamente esencial, tu lector, tampoco se enterará de las partes a las que debe prestar más atención. 

Redes sociales

Es importante que al final de cada post puedas mostrar, por ejemplo, una lista de post relacionados y botones de redes sociales para compartir el artículo. Hoy en día las redes sociales son una herramienta económica y potentísima en la que puedes distribuír tu contenido a muchísimos usuarios que, casi seguro, compartirán intereses con quien lo publique.
Además de esos botones para compartir, también es importante enlazar nuestros perfiles a las principales redes sociales para así poder hacer fácil que nos sigan aumentando así la probabilidad de que vuelvan a visitar nuestro blog. 

Enlaces internos y enlaces salientes

Está completamente demostrado que los blogs que contienen entradas con enlaces internos y enlaces salientes se posicionan mejor que los que no los ponen, pero tampoco conviene abusar.
Un enlace interno es aquel que, desde tu propio blog, apunta a otro contenido del mismo, mientras que uno saliente es el que desde tu blog te lleva a otra página web no relacionada con tu dominio.
Es importante saber que no es lo mismo dirigir a Google a un blog de poca relevancia según su criterio que a otro de mayor influencia, por lo que es preferible buscar el término que queremos enlazar en el buscador y hacerlo con una url de las primeras posiciones que a un artículo del blog de mi amigo Juanito que Google no le da relevancia – tal y como hemos hecho a la hora de poner los conceptos de enlaces internos y salientes –. 

El más importante: se fiel al contenido

Para el final dejamos el apartado más importante, aunque ya lo hemos comentado al principio de todo. Todas estas técnicas no servirán de nada si escribes para el robot de Google en vez de para tu principal potencia, el lector. ¿De qué nos sirve que Google nos aúpe en sus búsquedas si después el lector que entre al blog salga automáticamente porque tu artículo no hay quien lo trague?

Nos seguiremos leyendo en próximas ocasiones en las que os traeré nuevos consejos.
Puedes seguirme en @scastelov o ver mi perfil de LinkedIn o Google Plus.


No hay comentarios:

Publicar un comentario